Mensajes diferentes

Al monstruo de nuestro armario le encanta escondernos los calcetines. Las llaves de casa se mueven de sitio desde la última vez que las vimos. Pero, ¿quién entra en la escuela de Arte y Diseño de Columbus? Dangerdust, dos publicistas anónimos que se cuelan en las aulas una vez a la semana para dejar mensajes a los alumnos del centro. Cada pieza es diferente y está hecha únicamente con tiza. Ellos dejan volar su creatividad y la de los demás.

[Vía Viralnova]